Image Hosting by PictureTrail.com

sábado, octubre 11, 2008

Muertes en carretera -edit-

El otro día escuchaba en las noticias que, según la Dirección General de Tráfico, el número de muertes en carretera se había reducido con respecto al año pasado. Sin embargo, todavía son muchos los que terminan sus vidas en la carretera.

Es más, normalmente mueren también aquellos que ni siquiera conducen ni tienen coche.

A continuación tenéis las fotos que tomé en un sólo día, recorriendo menos de 30 km en la zona que separa al Parque Natural de la Font Roja y el de Sierra de Mariola, provincia de Alicante. Tres de los cuatro cadáveres que encontré estaban en un trayecto en pendiente de menos de 200 m.

Aviso para los más sensibles: algunas imágenes pueden resultar crudas, pero así es la realidad.

Empecemos por lo más suave...


Preciosa, ¿verdad? Bueno, al menos a mí me lo parece... Una culebra de escalera. Estaba en tan buenas condiciones que al acercarme parecía que aún estaba viva.

Pero no había tenido tanta suerte. Un coche, o tal vez una moto, le había aplastado la cabeza. Presentaba un derrame en la parte inferior de la garganta y tenía la boca llena de sangre reseca. El atropello era tan reciente que ni siquiera había llegado al estado de rigor mortis.

Sigamos...

Un conejo, como veis, con bastante buen aspecto.

Así se queda un animal cuando recibe un golpe seco sin que las ruedas le pasen por encima. Pero si mirásemos por dentro, lo que probablemente tendríamos es puré de tripas de conejo, aunque basta con que la médula se haya roto por el impacto.

Para el siguiente caso no hace falta imaginación:



Otro conejo. Reconocible, al menos (hay cosas peores, muuucho peores...).

Aquí sí que lo han aplastado bien, tal vez a posteriori alguna de las veces, ya que el que lo atropelló ni siquiera intentó apartarlo de la carretera. Al pasarle por encima, le han destrozado los cuartos traseros y han desparramado sus sesos al romperle el cráneo.

Y seguidamente, os presento a la "afortunada" protagonista del día:



Una hembra de zorro adulta, quién sabe si con crías a su cuidado. Aún me cuesta recomponer mentalmente su anatomía original.

Imaginad que sois ella, un animal cuadrúpedo de no más de 60 cm de alto. Imaginad que estáis pasando de un lado a otro de la carretera en busca de alimento. En ese momento, surge un obús en la distancia con una velocidad superior a los 120 km/h. Lo oís, pero va tan rápido que no os da tiempo a reaccionar. Una milésima de segundo después de ver dos puntos luminosos en la oscuridad, el obús os pasa por encima, justo por la parte media de vuestro cuerpo, de tal modo que os arrolla, desgarrando vuestros tejidos y dejando al aire vuestros intestinos mientras, debido a la presión, la sangre mezclada con la epidermis sale disparada por vuestra boca y vuestros ojos se salen de sus órbitas. Por inercia, vais dando tumbos hasta quedar desmadejados en el suelo, con el tórax retorcido en un anormal ángulo de 45 grados.

Ella, ajena a nuestro frenético mundo, sin que a muchos le importe si vive, si sufre o si muere, sólo buscaba alimento.

Dramático, pero no es más que la realidad misma.

Las carreteras aíslan territorios, dificultan los movimientos diarios y migratorios de la fauna, y provocan altos índices de mortalidad. Suponen una peligrosa amenaza para una especie tan sensible como el lince ibérico. Causan la muerte de 10 millones de vertebrados al año en España, pudiéndose encontrar hasta 19 animales muertos cada kilómetro en una carretera general.

¿Tanto cuesta construir pasos para la fauna, colocar vallas, desviar las carreteras en zonas sensibles o concienciar a la población para que conduzcan con precaución?

Seguro que mucho menos que construir las propias carreteras.

Hasta pronto, y no olvidéis poneros el cinturón.


PD: Por favor, si algún conductor se ha sentido criticado injustamente, que lea la aclaración en mi segundo comentario. Un saludo.

11 Comments:

Blogger Pícara said...

Y aún habrá gente que lea esto y se pregunte "¿Pero qué es lo que le preocupa a esta chica?"


Este verano estuve en Cazorla con mis padres y recorrimos muchísimo parque con el coche. íbamos despacio, como debería ir todo el mundo, para no despeñarnos por ahí y disfrutar del sitio.
Y gracias a eso, una noche pudimos ver a una familia de jabalíes que en cuanto vieron las luces del coche salieron espantados, todos cucos ellos corriendo detrás de su madre.
Mi padre frenó y nos quedamos mirando como desaparecían. Y me supo mal porque igual los pobres iban camino de buscar comida y les interrumpimos.
En la siguiente curva volvimos a frenar para ver a un zorro que cruzó y se quedó a un lado de la carretera, mirándonos.
No me había parado a pensar que si no hubiésemos sido nosotros, quizá... >_<

11/10/08 21:56  
Blogger Devioren said...

Sí, Pic, de eso estoy segura. Eso, si se paran a leerlo XD

Y lo que me dices de Cazorla, pues no te extrañe. No sería la primera vez que pase.

Lo cierto es que nunca me había fijado tanto en los bichos atropellados, pero si vas con un poco de ojo, cada día te encuentras algo. Al día siguiente de hacer estas fotos, en pocos metros a la salida de Alicante hacia Alcoy, había una rata y un erizo chafados en la carretera v_v

Lo chungo es que se sabe, se habla y al final no se hace nada, como de costumbre >_<

12/10/08 17:28  
Blogger 河曲勝人 - Kawano Katsuhito said...

Terribles imágenes, aunque no me pillan de sorpresa, escenas así son, como bien dices, demasiado habituales en nuestras carreteras.

Y lo peor de todo es que no es sólo cosa de unos pocos "locos del volante"; en realidad, ni siquiera conduciendo con cuidado y a una velocidad prudente está uno libre de la posibilidad de atropellar sin querer a un animal.

Cuando voy conduciendo y veo animales en la carretera, yo personalmente siempre procuro evitar el atropello en la medida de lo posible, incluso muchas veces llego a frenar de forma un poco brusca (exponiéndome a un alcance por detrás) para no llevarme por delante al pájaro, conejillo o ardilla de turno.

Pero como en un momento dado a un conejo le dé por intentar cruzar delante de ti justo cuando ya no te queda margen de reacción, o peor aún, como se te eche encima un ciervo salido inesperadamente de "no se sabe donde", sobre todo si conducimos de noche (esto último a mí me ha pasado)... poco o nada se puede hacer para evitar el atropello, y en el caso del ciervo, aún se puede decir que se es afortunado de poder contarlo. El impacto de un coche contra un ciervo puede causar un accidente muy serio.

Naturalmente, todas aquellas medidas como las que tú sugieres, que estén encaminadas a reducir lo más posible esta sangría de cada año, contarán siempre con mi pleno apoyo.

12/10/08 19:16  
Blogger Amada_Tierra said...

La verdad es que no hay día que no piense en ello.
Conduzco todos los días 1 hora de ida y otra de vuelta al trabajo: media hora por autovía y media por carretera de montaña. Por la autovía, gracias a diox, no se suelen cruzar animales.Por la carretera de montaña perdices, gatos, perros, pájaros, camaleones y hasta un zorro el otro día.
Personalmente yo voy acojonada deseando no encontrarme con ninguno, porque es una carretera que está en regular estado, de doble sentido, con poca visibilidad...y sé que iba a hacer lo posible por no pillarlos.
El problema no es sólo que la gente vaya rápido: es que les importa una m****a. Además, tienen a los animales domésticos baldíos, no los esterilizan, con lo cual tienen crías cada dos por tres y los abandonan a su suerte que, en esa zona suele ser más bien escasa. :_(

Ojalá hubiera una manera de ponerle freno a esto...

12/10/08 20:25  
Blogger Darja said...

Madre mia, la zorra...dioses...

Te ha tocado un trabajo jodidamente duro, nena, pero confio en ti para hacer mucho al respecto.

Gracias por aullar este despropósito al mundo, y no hace falta que te diga que gracias por seguir haciendo un poquito por el blog en estos tiempos.

13/10/08 17:55  
Anonymous Equipo Qualid said...

¡Hola!

Si te gusta el mundo de los animales quizá te interese ver cómo un halcón de cetrería vuela con una microcámara a más de ¡200 km/h!

http://qualid.es/?id_pre=43

Esperamos que te guste.

¡Un saludo!

14/10/08 21:02  
Anonymous macroinstantes said...

Terrible post y terrible realidad. Mamíferos mueren muchos, reptiles y anfibios muchísimos más, y te olvidas de los insectos, que mueren en cifras imposibles de cuantificar pero que habria que contar en millones. Los números deben de estar bastante subestimados ya que muchas de estas víctimas son eliminadas rápidamente por depredadores, que encuentran en las carreteras una fuente inagotable de presas ya servidas, pero que se juegan tambien la vida al alimentarse de estos cadáveres frescos. En una ocasión un jilguero golpeó el parabrisas y quedó sobre el asfalto. Paré y bajé del coche para ver si estaba muerto o inconsciente, y cuando estaba a dos metros del pajarillo, de la cuneta salió una comadreja, agarró al jilguero y desapareció con él entre la maleza. Creo que esa comadreja se alimentaba habitualmente de víctimas del tráfico porque me pareció que tenia bastante experiencia en el asunto.

Me parece estupendo que deis publicidad a este problema.

Saludos.

16/10/08 15:01  
Blogger Sinkim said...

Un post muy interesante Dev, pero te has dejado el punto de vista de los conductores, muchas veces no se puede hacer otra cosa sino atropellarlos.

Hace un año un perro apareció, de repente, de un camino de fincas, di un volantazo para esquivarlo, no pude controlar el coche y acabe en una cuneta. Por lo que después me dijo el conductor de la grúa en ese mismo punto y por la misma causa se habían matado varias personas al caer un par de metros más adelante donde la cuneta era de hormigón.

Lo que quiero decir es que me duele atropellar a los animales, pero muchas veces es el mal menor.

Otra cosa, deberías incluir en este post la vía del tren, eso sí que es una colección de animales muertos, desde los típicos conejos y erizos hasta jabalíes, sin olvidar los pájaros, lechuzas, halcones... Si te interesa tengo unas cuantas fotos de animales destrozados en la vía.

24/10/08 13:25  
Blogger Devioren said...

Bueno, quiero aclarar un par de cosas respecto a los comentarios que hacéis.

A ver, quizás no he sabido expresarlo bien. A quién critico aquí no es sólo a los conductores que no miran por dónde van y conducen como balas. Haberlos, haylos, pero sé perfectamente que también hay conductores responsables a los que se les cruza un animal y no pueden evitar atropellarlo, porque realmente a veces es inevitable a todas luces.

Lo que principalmente pretendía con este post era, con su premeditado tono trágico, llamar la atención sobre el problema para que todo el que se pasase por aquí pensase en ello y tomase conciencia. Que los ciudadanos se impliquen y pidan medidas a sus gobernantes es, si no la única, la mejor manera de avanzar.

Así, lo que quería criticar es el sistema, los planes de obras públicas, que construyen estas infraestructuras viales sin tener en cuenta el impacto que tienen sobre el medio. El problema de los atropellos no es más que la consecuencia lógica de una mala planificación que no tiene otra cosa en cuenta que los objetivos del ser humano.

Respecto a otros puntos, sólo he hablado de carreteras porque de ellas tengo datos. No dudo que si se extendiese el estudio a las líneas de ferrocarril tendríamos similares resultados, pero en el caso de esta zona, el ferrocarril no interfiere.

Y en cuanto a los invertebrados, sí, son los eternos olvidados. Tampoco doy datos en este sentido porque el estudio en el que participo no los tiene en cuenta, lo cual evidencia asimismo la falta de preocupación por estos animales. El estudio de los invertebrados que mueren en la carretera debería contar, además de los que aparecen en el asfalto, todos aquellos de los cuales no quedan restos sobre éste: los que mueren estampados contra los parabrisas, los que son absorbidos hacia el interior del coche, etc. Además de que se complica su estudio, desgraciadamente todavía hay menos interés por llevarlo a cabo, como decía.

Lamento si ha habido confusiones y si los conductores responsables os habéis sentido heridos.

Un saludo a todos.

25/10/08 10:12  
Blogger 河曲勝人 - Kawano Katsuhito said...

Se agradece la aclaración, Dev. Pero por lo que a mí respecta no te preocupes, porque yo no me he sentido aludido ni herido en ningún momento.

Es más, bien sabes que estoy al 100% de acuerdo con lo que dices en el post. ;-)

26/10/08 13:32  
Blogger Devioren said...

Jeje, ya sé que tú no te has molestado, Katsu ^_^

Pero bueno, mejor lo explico para cualquier otra persona que se pase por aquí. Más vale curarse en salud... ^^U

26/10/08 22:16  

Publicar un comentario

<< Home

La Madre Tierra sufre en silencio. ¿Te atreves a ser su voz?
Hijos de Gaia
Copyright © 2005 Reservados todos los derechos.