Image Hosting by PictureTrail.com

domingo, marzo 16, 2008

Animalitos de feria

Este fin de semana ha llegado la Feria Medieval a mi pueblo. De los festejos que se celebran en Elda, es el que me parece más interesante, por el hecho de que podemos redescubrir una época en la que todo seguía haciéndose a mano. Me encanta pasear por los puestos con todas esas figuritas, juguetes y ropa artesanal, aunque no me compre nada (que sí compré, lo admito, en un alarde de modesto consumismo), mientras oigo por ahí las dulzainas y los tambores. Siempre que voy me reafirmo en que, cuando me jubile o si acaso lo de la biología no fuera bien, convertirme en artesana no me importaría (como mis dos apañeras blogueras).

Pero bueno, como siempre, también vuelvo con una sombra de tristeza, amargura y rabia. Es muy triste ver, al lado del puestecillo de ranas de madera ecológica, a cuatro burritos atados entre sí con cuerdas, que pasean entre la multitud sin poder salirse de la fila, con un montón de niños subidos encima mientras los padres les hacen fotos o los jalean, o un montón de manos los soban sin ellos haber dado permiso. Les miré a los ojos ayer y, sin exagerar, vi tristeza, vi cansancio. Caí en la tentación, y alargué mi mano hacia uno de ellos, como para infundirle ánimos y al mismo tiempo darle una especie de pésame. Me alegró que un hombre hiciera lo mismo delante de mí, con gesto de tristeza.

Porque ¿quién va a ayudarlos? ¿Quién tiene la potestad de liberarlos y darles una vida digna, si en teoría son propiedad del ser humano que gana dinero con ellos? Aunque no me parezca del todo bien, puedo llegar a aceptar que se les haya usado para labores del campo o para transporte. Pero de hacerlo, siempre, SIEMPRE habría de ser con respeto, con mesura y con conciencia, jamás abusando de sus capacidades, lo cual no se hace siempre. No puede ser que se llegue al extremo de que se les curve la espalda a los pobres por llevar tanto peso. Pero bueno, lo de usarlos para el divertimento del crío pijo que luego se pasa la semana jugando a la Play y pisando hormigas, pues qué queréis que os diga... Me parece de lo más injusto, aberrante e inexcusable. Educación ambiental y contacto con los animales sí, pero de circos nada.

Si visitáis la feria, os encontraréis además con el típico puesto de aves de cetrería. Es una tradición que puede resultar bastante atractiva si lo miramos desde una perspectiva romántica, lo cual yo misma hago a veces. Ver al cetrero con su halcón en la mano, intuir una comprensión mutua entre ellos y una sensación de camaradería... Ya os digo, muy romántico. Los conocimientos del cetrero hoy en día son útiles, porque pueden servir para el manejo de aves rapaces de centros de conservación o para evitar accidentes por palomas y otras aves en aeropuertos, como ya se ha hecho, pero...

Pero lo que se ofrecía ayer y se sigue ofreciendo hoy en la feria es un puesto en el que, si no conté mal, cinco águilas de Harris, dos halcones sacres, un halcón gerifalte, un búho y una lechuza permanecen en sus posaderos, inmóviles, oteando entre la gente con el gesto alerta, sin poder estirar las alas menos cuando el cetrero los coge para pasearlos entre la gente que quiere hacerse una foto con ellos, o cuando hacen alguna demostración, lo cual tampoco me llena de satisfacción. Revolotear unos metros detrás de un trozo de pollo para que la gente aplauda no me parece la mejor imagen de la majestuosidad de una rapaz.

Lo peor de todo fue que, teniendo la cetrera una lechuza en la mano, un hombre de los que paseaban por allí le preguntó “Oye, ¿eso lo vendéis?”. Así, con toda la facilidad y felicidad del mundo. Comprar una lechuza para tenerla de perchero en el salón, junto a la estantería de la tele y el poto de la abuela. Yo ya me quedé a cuadros. Pero vamos a ver, ¿cómo pretendes llevarte una lechuza a casa, so ignorante? Aunque bueno, lo de los canarios y demás pajaritos ya nadie se lo plantea, por la costumbre, pero lo mismo es...

Y bueno, para no hablar sólo de animales y dejar en el olvido a sus hermanas verdes, también quiero comentar algo en lo que pensé. Y es que me avergüenza el escaso valor que se le da a la vida entre los seres humanos. Ayer compré una planta de lavanda por tres euros. Dejando un lado el papel que tiene el ecosistema, su importancia para la fauna de insectos y otras consideraciones que sólo se plantea un ecólogo, ¿no creéis que es un tanto despreciativo que un ser vivo pueda poseerse por tres míseras monedas de metal? Un ser vivo no tiene precio, o no debería tenerlo. Un ser vivo jamás puede pertenecer a otro. Como mucho, puede ser su compañero y compartir hogar y sustento, pero en ningún caso es posesión de ningún dueño.

En fin, debí llevarme la cámara, pero de todas maneras os dejo con unas cuantas fotografías tomadas por Keirana en la Feria Medieval de Buitrago (Soria) el 23 de septiembre de 2006, para que veáis que no es sólo cosa de mi pueblo y que aún hay cosas peores. ¿No os parece denigrante que un animal tan maravilloso, fuerte, inteligente y pacífico si no se le molesta como el oso pardo se vea obligado a hacer cabriolas delante del gentío por una comida que podría conseguir perfectamente por sí mismo, si nadie lo hubiese raptado de su medio natural? Tanta queja por soltar osos en los Pirineos, pero luego verlo rebajado al nivel de mascota sí queremos. Denigrante, os lo digo, denigrante...





La próxima vez que vayáis a una feria medieval, os ruego que penséis en todo esto.

Un saludo y que Gaia guíe vuestros pasos.

6 Comments:

Blogger El Jose said...

Dev, a veces pienso que sólo serás feliz en una reserva cherokee perdida y aislada en el espacio y el tiempo cuya supervivencia no dependa de gestionar casinos de carretera, o en su defecto en algún campamento bosquímano si es que aún queda alguno en los territorios de los Señores de la Guerra africanos. XD

No, en serio, puede sonar exagerado, pero me empiezo a dar cuenta de cómo te debe costar el coexistir con una concepción del mundo, ejem, civilizado. Si lo que realmente te molesta es el concepto de "posesión", mujer, eso es que te ataca los nervios la piedra angular de la mayoría de civilizaciones que corren por el planeta. Y eso es mucha desventaja, incluso para tí. Nos guste o no, todo tiene un precio, y cuando digo todo es todo, no importa cuán intocable nos parezca o la protección legal que tenga encima. Con tu permiso, te comentaré via mail un par de casos de exhibición de animales protegidos que conozco y que me dejaron con la boca abierta.

En cuanto a la cetrería, no debe sorprenderte nunca, NUNCA la ignorancia general sobre cualquier tema que no toque la gente en su día a día. Si lo de la biología te sale bien, será algo con lo que, cuanto antes te familiarices, mejor. No es raro que la mayoría de gente no sea consciente de la cantidad de normas que rigen cualquier actividad. Las normas son pesadas, lentas, a veces caras, y por lo general incómodas. Por eso algunos incluso se indignan cuando la conversación sigue su curso:

(extracto de conversación real en mi curro del alma, hace dos meses, que viene al pelo para el tema)

(Teléfono, al cual contesto diligentemente)

- YO: Buenos díaaaas, habla (nombre omitido para proteger a los inocentes, uséase a MOI. Como la llamada me la habían desviao, no ví que era una llamada externa y no me idetifiqué por la unidad administrativa, creyendo que me llamaban desde dentro de la unidad), ¿puedo ayudarte?.

- (Voz de señor desconocido): Oye, que me han dao este número y he llamao y me han pasao aquí desde allí porque quiero comprarme un águila y me han dicho que llame aquí.

- Vale. ¿Es usted cetrero?

- ¿Qué?

- Que si es usted cetrero.

- ¿Eso qué es?

- Leñe, que si se ha afiliado usted a una asociación de cetrería... de caza con aves de presa, vamos.

- No, si yo la quiero pa tenerla en la finca, no pa cazar nada. Bueno, si acaso después.

- Bueno, ¿qué instalaciones tiene en su finca?

- Pues... la casa, el garaje, la piscina...

- No, si digo dónde va usted a meter al animal.

- ¡Pos en el garaje mismo, ya pondremos una jaula, digo!

- (Suspiro)... deduzco que no está usted familiarizado con la normativa de tenencia de aves rapaces...

- Ah, ¿normativa?

- Y gorda. De momento tendrá usted que pedir una autorización por escrito, decribir las instalaciones donde tendrá al animal, pasar una inspección inicial y varias periódicas, solicitar un permiso de tenecia, registrar el ave y sacarse la licencia de caza tipo C.

- Oye oye oye, que no me has entendido, que yo no quiero cazar nada, vale, que yo sólo quiero tener un águila coño, que no me infles las pelotas, dime lo que cuesta y ya está.

- ¿Lo que cuesta el permiso o el águila?

- ¡Oye, que yo el permiso me lo paso por el culo, que me digas lo que cuesta el águila! Mira, te doy (cifra inhumana de eurazos que me da vergüenza recordar y ni quiero pensar en cómo semejante cretino consiguió tener en la cuenta del banco).

- No, si a mí me parece muy bien que no quiera usted permiso, pero ¿me ha entendido usted cuando le he comentado a dónde estava usted llamando?.

- ¡Coño, a mí me han dicho en el (teléfono de información autonómico) pa comprar un águila que llamara aquí, y tú me sales con la mierda de los permisos!

- Verá, a ver cómo se lo explico... aquí no vendemos águilas. AQUÍ DAMOS LOS PERMISOS que usted tan amablemente se pasa por el, ejem, ¿culo, ha dicho, antes de intentar lo que podría pasar judicialmente por un peazo intento de soborno a un funcionario público?.

- ...

- Caballero, ¿está usted ahí?

- (CLICK) TU-TU-TU-TU-TU-TU-TU-TU-TU-TU-TU...

Os juro por tó lo sagrao y verdadero que no es la más surrealista que he tenido... ese honor la ostenta una muy similar, pero querían comprar un TIGRE. En fin. Eso pasa por no saber a dónde llamas ni con quién hablas...

En cuanto a las plantas, me parece muy bien que se vendan, egoístamente hablando, porque si no, en casa no tendríamos ni una y, la verdad, es lo que nos alegra un poco el cuchitril. No todos tenemos el privilegio de poder salir al campo siempre que quiséramos... nchts... y mira que le tengo ganas, joer. Es que quiero entender que el precio que se le da a la planta que se vende no es el de la vida de la planta, sino el del esfuerzo del humano que la ha plantado, cuidado de ella y pagado unos impuestos que pallá te cuento para poder estar en el mercado ambulante. Yo se los pago encantao. Igual que me encanta que haya buenos cetreros, que los hay. Lo de los circos ya es otra cosa... más triste... pero ya te digo que es algo que al contrario que la conversación con el tiparraco del águila, prefiero comentarte en privado para ahorrarnos a los dos unos buenos dolores de cabeza.

Me alegro de que sigas viva, mujer lobo, y con tantas ganas de escribir. Se te echa de menos. Ánimo y suerte con lo que estés haciendo en tus viajes ;)

19/3/08 10:24  
Blogger Sinkim said...

Hay que reconocer que en estos últimos años ha crecido la afición a tener de mascota animales exoticos (loros, iguanas, aguilas, tigres...)que por lo general son los menos indicados para tenerlos en casa y en sitios con poco espacio.

Parece que los canarios, gatos y perros ya se han quedado obsoletos y están pasados de moda.

P.D: El José, al de la llamada de teléfono tenías que haberle dicho:
"...desde el momento en el que ha empezado la conversación su llamada está siendo grabada..." aunque sólo sea para meterle el miedo en el cuerpo por estupido XDDD

20/3/08 00:51  
Blogger Amada_Tierra said...

Hace dosmil millones de siglos que no me pasaba por aquí y que tenía mi blog abandonado (razones personales, no falta de ganas) y me encuentro con esto.

Tengo días en los que me da por pensar que hay que tener un poco de esperanza en la gente, y hay otros (como hoy) en los que pienso que, ya que a veces la Sabia Naturaleza no hace selección natural, habría que prenderles fuego a unos pocos.

Siento reaparecer para manifestar mi tendencia a querer quemar gente xDDDDDD (luego soy más buena que el pan), pero quería saludar y decirte que no estás sola.

Besos

4/5/08 22:12  
Blogger Arriero said...

Hola, me gustaria contestar a esta persona llamada Dev. Soy es "propietario" que llevaba esos animales a los que, supuestamente y segun tu opinion, estaban siendo injusta y cruelmente masltratados.
Me gustaria saber, en que te basas para ello. Me gustaria saber , ya que tienes la "valentia" de criticar a espaldas, porque no acudiste a preguntarme a mi. Tal vez te hubiera dado mis razones, tal vez hubieramos conversado y tal vez hubiera podido sacar conclusiones.
Ya que no ha sido asi, me creo en mi derecho a contestar. Me dedico a esto de los paseos en burrito desd hace varios años. Mis animales estan desparasitados, desisnsectados y con sus correspondientes permisos sanitarios, incluidos certificados veterinarios.
Los niños que suben siempre se procura que sean lo suficientememnte pequeños para que los animales no sufran. No se les curva la espalda por estar un par de dias a la semana cargando crios.
No me gustan los extremismos, ni me gusta que consideres a todos los crios como unos pijos matahormigas. Considero que el dialogo es lo mas precioso que tiene el ser humano, cuando se hace uso de el; y que el hablar a espaldas es de llos mas execrable que pueda haber, pues siempre vas a tener tu la razon.
Nada, dicho esto supongo que tu como amante de los animales y de las plantas estaras en contra de todo aanimal domestico y de toda planta.
Si quieres puedo presentarte al cetrero y veras que opina como yo.
Y una ultima pregunta ¿quien te ha elegido defensora de alguien que no puede defenderse por si, sinoi basandote en tu opinion personal
Hala pues, un saludo y si tienes alguna duda siempre puedes venir en persona y cAra a cara, no a hurtadillas

5/11/08 19:33  
Blogger Hijos de Gaia said...

Hola Arriero,

Disculpa por tardar en contestar. Lamento profundamente que te hayas tomado esto como algo personal porque, sinceramente, no lo era. Igual no debí utilizar un ejemplo tan concreto para lo que realmente quería expresar.

El post no es una crítica a hurtadillas de tu actividad. Me alegro de que cuides a tus animales y los mantengas sanos. Ojalá todo el mundo pudiese decir lo mismo. Pero no puedo decir que esté de acuerdo con su utilización para exhibición. Eso es lo que critico en el post, no tu caso concreto.

No sé si vas a creerme, pero a mí también me gusta dialogar, y por eso me alegro de que hayas contestado al post. Si no te dije nada entonces es porque no tengo nada en contra tuya. Cada uno se gana la vida como puede y quiere, y eso no lo voy a criticar. Mi problema no es contigo en particular, sino con la idea en general de los animales que tienen muchas personas.

Respecto a la domesticación de los animales y plantas, cierto, no me gusta. Entiendo que es algo que el ser humano necesita hacer para vivir, pero eso no quiere decir que me guste esa manipulación.

Y por último, nadie me ha elegido defensora de nada. Sólo me limito a dar mi opinión.

Espero haber aclarado un poco todo esto, y si no es así, siéntete libre para contestar.

Un saludo.

8/12/08 16:07  
Blogger Devioren said...

Perdón, la de antes era yo.

8/12/08 16:09  

Publicar un comentario

<< Home

La Madre Tierra sufre en silencio. ¿Te atreves a ser su voz?
Hijos de Gaia
Copyright © 2005 Reservados todos los derechos.